martes, 20 de noviembre de 2018

Crostata de ciruela, frambuesa y arándanos

Tiempo aproximado: 3 h 30 min
6 raciones
Receta inspirada en la receta del blog de Jessica Gavin



INGREDIENTES
Para la masa
  • 220 g harina
  • 55 g de azúcar
  • 40 g de harina de maíz precocida
  • Ralladura de medio limón
  • Una pizca de sal
  • 170 g de mantequilla
  • 60 g de agua
Para la crema frangipane (crema de almendra)
  • 100 g de almendra molida
  • 55 g de mantequilla
  • 55 g de azúcar
  • Ralladura de medio limón
  • Un pizco de sal
  • 1 huevo grande
  • 10 g de harina
Para la fruta
  • 25 g de azúcar moreno
  • 35 g de azúcar blanco
  • Un poco de nuez moscada
  • 120 g de ciruela (2 ciruelas grandes)
  • 150 g de frutos del bosque congelados (frambuesa y arándanos rojos y morados)
Para decorar
  • 1 huevo
  • 15 ml de leche
  • 1 cucharada de azúcar moreno
ELABORACIÓN
  1. Antes de ponernos a hacer la masa, tomamos los 170 g de mantequilla, los cortamos en dados y los metemos en el congelador.
  2. Para hacer la masa, ponemos la harina, el azúcar, la harina de maíz, la ralladura de limón y la pizca de sal en el vaso de la Thermomix (o una batidora). Programamos un minuto, velocidad 4.
  3. Añadimos la mantequilla que habíamos metido en el congelador y programamos 30 segundos, vel. 3. Deberán quedar trozos de mantequilla de, aproximadamente, el tamaño de un guisante.
  4. Por último, añadimos 60 ml de agua, 30 segundos, vel.2.
  5. La masa formará unos grumos, la pasaremos para un bol y uniremos todo en una bola, sin amasar demasiado para que la mantequilla no se derrita.

  6. Después la cubrimos con film trasparente y la introducimos en la nevera durante una hora.

  7. Mientras enfría la masa, haremos la crema frangipane, para ello, introducimos en el baso de la Thermomix los 100 gr de almendra, 55 g de mantequilla, 55 g de azúcar, la ralladura de medio limón y una pizca de sal. Programamos 1 min, vel. 4.
  8. Bajamos la mezcla con la espátula y añadimos 1 huevo grande y 10 g de harina. Programamos 1 min vel. 3. Si no queda bien mezclada la crema, bajar los lados de nuevo con la espátula y revolver durante otro minuto, vel. 3.
  9. Colocar la crema en un recipiente, cubrir con film y dejar en la nevera durante una hora.
  10. Una vez pasado el reposo, nos pondremos a montar la tarta. Lo primero que hemos de hacer es cortar la ciruela en rodajas finitas. Mezclar los azúcares moreno y blanco con la nuez moscada. 
  11. Poner las rodajas de ciruela con la mitad de la mezcla.
  12. El resto del azúcar, echárselo a los arándanos y a las frambuesas (si son frescas, dejarlas reposar como la ciruela, pero si son congeladas, como es mi caso, mezclarlas con el azúcar justo antes de ir a utilizarlos sobre la tarta).
  13. Tomar la masa que teníamos enfriando, reservar un trozo a parte para decorar la tarta, si se desea y volverlo a la nevera.
  14. Con el resto de la masa, sin amasarla y manosearla mucho, colocarla sobre un papel de horno y colocar otro encima. Con ayuda de un rodillo, primero con unos golpes y luego estirando, formar un círculo de unos 33 cm de diámetro.

  15. Cuando ya tengamos la masa estirada, echaremos una capa bien extendida con la crema frangipane, dejando aproximadamente un dedo y medio de la masa sin cubrir.

  16. Por último, colocamos la fruta sin echar el líquido que haya soltado. Si se quiere, también puede decorarse con el resto de la masa que habíamos reservado.

  17. Cuando tengamos la tarta montada, la pintaremos con una mezcla de huevo y leche, y espolvorearemos azúcar moreno.

  18. Después, la llevaremos durante media hora al congelador o durante un par de horas a la nevera.
  19. Finalmente, ponemos a calentar el horno 190º. Una vez caliente, cocinamos la crostata durante 15 min. Seguidamente, bajamos la temperatrua a 175 y cocinamos durante aproximadamente media hora o hasta que veamos que la masa se dora.
Para ver las demás recetas del desafío, pulse aquí.

viernes, 2 de noviembre de 2018

Quesada pasiega

Tiempo aproximado: 1 h
10 raciones

INGREDIENTES
  • 80 g de mantequilla 
  • 500 ml de nata 35%
  • Ralladura de un limón
  • 2 huevos
  • 1/4 de cucharada de café de canela en polvo
  • 1 yogur griego
  • 150 g de azúcar
  • 150 g de harina
ELABORACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Calentamos unos segundos la mantequilla en el microondas hasta que esté casi derretida, pero con cuidado de que no hierva.
  3. Con una batidora mezclamos todos los ingredientes (incluida la mantequilla). 
  4. Untamos un molde con mantequilla y vertimos la mezcla.
  5. Horneamos durante unos 50 minutos o hasta que esté cuajada. Para comprobarlo, con un pincho o cuchillo, lo clavamos en la quesada, tiene que salir limpio.
  6. Cuando esté, la dejamos enfriar y ¡lista!.

sábado, 20 de octubre de 2018

Frittata de patata, cebolleta y queso

Tiempo aproximado:



INGREDIENTES
  • 250 g de patatas
  • 80 g de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 3 huevos
  • Pimienta
  • 100 g de queso rallado
  • Orégano 
  • Una sartén que se pueda introducir en el horno.
ELABORACIÓN
  1. Precalentar el horno a 250º para el grill.
  2. Se cortan unas rodajas finas de cebolla y se reservan.
  3. Se cortan las patatas peladas en lasca desiguales como para tordilla de patata y se hace lo mismo con la cebolla. Se cortan los ajos en rodajas.
  4. Freír lo anterior en abundante aceite. Cuando esté listo, escurrir el aceite, dejar las patatas en la sartén. Fuera del fuego.
  5. Bajar el fuego.
  6. Batir tres huevos, echar una pizca de sal y de pimienta.
  7. Volver la sartén al fuego y añadir el huevo, espolvorear con el queso y el orégano. Cocinar dos o tres minutos.
  8. Freir las rodajas de cebolla por separado hasta que queden doradas.
  9. Introducir la sartén en el horno bien caliente cerca del grill, más o menos cinco minutos para que el queso se derrita.
  10. Colocar encima las rodajas de cebolla y servir.

viernes, 5 de octubre de 2018

Tomate cherry confitado

Tiempo aproximado: 24 h


INGREDIENTES 
  • Tomate cherry
  • Azúcar (misma cantidad que tomate)
  • Ajo (1 diente por cada 150 g)
  • Pimienta de Jamaica (1 bola por cada 150 g)
ELABORACIÓN
  1. Limpiamos los tomates y los pesamos.
  2. A continuación, en un cazo ponemos la misma cantidad de azúcar que lo que pesen los tomates. Con la misma cantidad de agua. Y llevamos a ebullición.
  3. Cuando veamos que el azúcar ya se ha derretido, echamos los tomates, el ajo y la pimienta. 
  4. Hervimos cinco minutos, y apagamos el fuego. Lo dejamos enfriar sin apartar del fuego).
  5. Cuando enfríe, volvemos a repetir la operación, ponemos a hervir, cuando comience a hervir, lo dejamos 5 minutos, apagamos y dejamos enfriar.
  6. En ese momento, los tomates ya estarán listos, nos quedaría comprobar el espesor del almíbar. Si consideramos que está suficientemente espeso, volvemos a calentarlo hasta la ebullición para luego guardarlo en un frasco de cristal, taparlo, darle la vuelta y conservarlo, como la mermelada.
  7. En caso de que queramos un almíbar más espeso, calentamos, sacamos los tomates y los reservamos, hervimos hasta conseguir la textura deseada, echamos los tomates y pasamos al frasco de cristal para su conservación.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Barritas energéticas

Tiempo aproximado: 15 min
12 barritas


INGREDIENTES
  • 10 nueces
  • 10 orejones
  • 20 dátiles sin hueso
  • 2 cucharadas soperas de copos de avena
  • 1 cucharada sopera de caramelo
ELABORACIÓN
  1. Triturar las nueces peladas sin reducirlas a polvo y reservar.
  2. Triturar los orejones, que queden granulados y reservar.
  3. Triturar los dátiles hasta que se forme una bola.
  4. En un bol, mezclar bien todos los ingredientes.
  5. Colocar sobre un papel de horno doblado por la mitad. 
  6. Aplastar la masa un poco y luego cerrar todos lo bordes formando un rectángulo.
  7. Estirar con un rodillo. Pueden cortarse las barritas directamente, pero si la masa está fría se manejará mejor, por lo que puede meterse 15 min en el congelador o una hora en la nevera.
  8. Para guardarlas, colocar entre las barritas un trozo de papel de horno.
Para ver las demás recetas del desafío, pulse aquí.

viernes, 7 de septiembre de 2018

Cachopo

Tiempo aproximado: 1 hora
4 personas


INGREDIENTES
  • 4 filetes de ternera
  • 100 g de jamón serrano 
  • 200 g de queso
  • pan rallado (especiado o perejil y ajo secos para especiarlo)
  • 4 huevos
ELABORACIÓN
  1. Tomar los filetes y estirarlos bien. Si se tiene un martillo de carne, estirarlos un poco. Yo, como no tenía, he utilizado el culo de un frasco de cristal, algo rudimentario, pero ha servido.
    Con respecto a los filetes, puede hacerse con dos filetes por separado o doblar uno a la mitad. Lo que hay que tener en cuenta es que más o menos encajen, que no sean de formas muy distintas. De todos modos, si lo son, basta con estirar un poco más la carne por alguno de los lados.
    Cachopo de jamón y queso manchego.

    Cachopo de cecina, queso de cabra y cebolla caramelizada.
  2. Una vez que tenemos los filetes listos, colocamos el relleno. El relleno puede ser de lo más variado. Generalmente es de jamón y queso, pero la creatividad no tiene límites.
  3. Hemos de dejar algo de espacio libre en los bordes para poder fijar bien los cachopos.
  4. Una vez que tengamos todas las capas del relleno, doblamos o ponemos encima el otro filete y apretamos bien los bordes (puede utilizarse el martillo, pero no con demasiado ímpetu).
  5. Finalmente, comprobamos que esté bien cerrado, batimos los huevos y lo pasamos por ellos. A continuación, lo cubrimos con el pan rallado. Si nos queda poco cubierto, repetimos la operación: lo pasamos por el huevo y, después, lo empanamos.

  6. Cuando lo tengamos curioso, poniendo atención sobre todo en los bordes, lo colocamos en un film trasparente y lo dejamos reposar en la nevera aproximadamente una hora.
  7. Transcurrido el tiempo, ponemos aceite de oliva abundante a calentar en una sartén (casi tiene que cubrir el cachopo). Cuando esté bien caliente, echamos el cachopo y lo cocinamos un minuto y medio por cada lado, hasta que esté dorado. 

  8. Una vez frito, lo colocamos sobre un papel absorbente mientras hacemos los otros. 
  9. A continuación, los servimos calientes. 

lunes, 20 de agosto de 2018

Lasaña de espinacas y zanahoria

Tiempo aproximado: 1 h 30 min
4 raciones


INGREDIENTES
  • 600 g de espinacas congeladas
  • 16 placas de lasaña precocida
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • zanahoria
  • 150 g de queso rallado
  • 200 g de tomate triturado
  • Pimienta
  • Orégano
  • Albahaca
  • Besamel
ELABORACIÓN
  1. Hervir las espinacas..
  2. Picar dos dientes de ajo y la cebolla, pochar en una sartén y, cuando estén listos, añadir  las espinacas, salpimentar  y rehogar unos minutos.
  3. En otra sartén picar los otros dos dientes de ajo y freír, cuando comiencen a dorar, añadir cebolla picada y pochar. 
  4. Añadir el tomate, un poco de pimienta y orégano, y revolver. Cocinar durante 20 minutos.
  5. Mientras tanto, rallar las zanahorias y mezclar con el tomate cuando esté cocido.
  6. Para montar la lasaña, poner en el fondo del recipiente un poco de besamel hasta que cubra la superficie. Después colocar las láminas de lasaña.
  7. Ir haciendo capas con las láminas de pasta y con las dos mezclas de manera intercalada (pasta-zanahoria-pasta-espinacas-pasta). Poniendo un poco de besamel siempre antes de colocar las láminas de pasta y después.
  8. La última capa ha de ser de pasta y esta se cubrirá totalmente de besamel.
  9. Después, se espolvoreara el queso rallado y un poco de albahaca.
  10. Introducir en el horno precalentado el tiempo que indique la caja de lasaña.
Desafío salado de verano